miércoles, 17 de julio de 2013

De Amores



Escrito entre el gol de Avenatti a España y el gol de Bueno a Irak.



En cada ventana la tele prendida

refulge el verde entre las ruinas.

Vivo una jugada en cada esquina,

la radio me avisa,

la sacaron en la línea.

Frena un auto la bocina lista,

el dial que tiembla aunque se resista.



Profesionales 40 mil, 4-4-2 mezquino y fértil.



Freno por las dudas a vichar y Bueno que la manda a guardar

sin dejarla picar.

Un pistero de la Ancap sale a gritar:

¡lo hice yo, lo hice yo!