viernes, 3 de mayo de 2013

El cielo abierto en los ojos *


*(Verso de "Claritamente" de Pepe Guerra)

Recuerdo de una tarde con las chafis del Olimar.
Publicado el día del cumpleaños de mi Abuela Tita.


Cantando a vicio la buchaca.
Bolas de pool en la heladera.
Reservas de asma para cuando vuelvas.
Amanece y no es poco no te detengas.

Droga de Navidad, zombis salen a caminar.
Algo balbucean, algo quieren rimar.
Babea gatea en la comisura,
poética de romper las estructuras.
Poesía infernal
voces del más allá.

De Plaza de las Américas a Plaza Libertad,
un picado en el Río no desentona,
cerveza al palo,
vos jugás atrás.
Sacala como puedas
si querés ganar.
No hay chances si te adormilás.
Suenan las tibias y los tobillos en el barrial.
Despejan un centro.
Piden penal.
Y en la arremetida
se lo ganás.
Pase del Chito,
juro que sin mirar,
inflamos la red y a tortafritear.

Cerveza arrima,
guitarra afina,
suena Rúben Lena,
pega melancolía.
Cariño al amigo,
canción popular,
libres pájaros del Olimar.

(Escuelas, taperas en el arrozal,
no me llames nena,
no quiero brillar.
Voy a hacer un puente desde tu humedad
hasta el chircal.)